View By Date

Tags

Statistics

  • 48
    Blogs
  • 3
    Active Bloggers
48 blogs
  • 05 Nov 2018
    Dr. Eduardo Vargas Betancourt, Cardiólogo Pediatra y Ecocardiografista Pediatra En México, se estima una incidencia de recién nacidos con cardiopatías congénitas de 18,000-21,000 al año. De éstos entre 1,000-4,500 neonatos tendrán una cardiopatía congénita crítica. 1,2 Las cardiopatías congénitas críticas (CCC) son aquellas que cursan con un con colapso hemodinámico en los primeros días o semanas de vida y por tanto requieren de cirugía o intervencionismo antes del primer mes de vida 3. En muchas ocasiones debido a los cambios hemodinámicos del periodo de transición neonatal las CCC pueden pasar desapercibidas a la exploración física y constituyen la principal causa de muerte por malformaciones congénitas 4. La detección oportuna de las CCC mejora la morbimortalidad pre y postquirúrgica de estos pacientes 3.    El tamiz cardiaco neonatal es una herramienta que se propone para la detección temprana de cardiopatías congénitas críticas en el recién nacido aparentemente sano. Se basa en la toma de oximetría de pulso partiendo de la premisa de la presencia de hipoxemia en la mayoría de las CCC. Y existen 2 técnicas descritas: Medición de oximetría de pulso postductal (cualquier extremidad inferior) y medición de oximetría de pulso preductal (mano derecha) y postductal. 4,5 Las distintas revisiones reportadas en la literatura estiman una sensibilidad moderada (69.9%-77.5%) y una especificidad elevada (99%)4,5 de esta técnica. Y no se ha encontrado diferencia estadística entre realizar sólo mediciones postductales y mediciones pre y postductales. Pero en aquellos pacientes a los que se realiza ambas mediciones es posible detectar también cardiopatías que cursan con obstrucción al tracto de salida del ventrículo izquierdo que dependen del conducto arterioso6. La Academia Americana de Pediatría y la Academia Americana de Cardiología recomiendan la realización del tamiz cardiológico a todo recién nacido aparentemente sano posterior a las 24 horas de vida para la detección de 7 CCC:  Atresia Pulmonar, Atresia Tricuspídea, Conexión Anómala Total de Venas Pulmonares, Tetralogía de Fallot, Transposición de las Grandes Arterias, Tronco Arterioso y Síndrome de Ventrículo Izquierdo Hipoplásico 5. Es importante que el recién nacido cumpla ciertos criterios para disminuir el riesgo de resultados falsos positivos: Ser mayor de 24 horas de vida, estar en cunero fisiológico, debe estar despierto y tranquilo, sin ser alimentado o usando chupón y con una temperatura corporal adecuada al momento de la medición de la oximetría de pulso5. El protocolo que sugiere la Academia Americana de Pediatría se observa en la figura 1. El tamiz cardiológico es una herramienta de fácil acceso y aplicación en hospitales de 1º, 2º y 3º nivel de atención. Es bien aceptado por el personal de salud y los padres de familia 7; y es una herramienta costo-efectiva en la detección de CCC que permite mejorar la morbimortalidad a corto, mediano y largo plazo de los recién nacidos afectados. Sin embargo existen ciertas limitaciones que debemos tener en cuenta en su realización: Es importante realizar la medición después de las 24 hrs de vida para disminuir el riesgo de falsos positivos 4, 8, la altitud de las ciudades puede afectar la saturación de oxígeno de la hemoglobina por lo que se requiere ajustar el protocolo a la altitud 5, los hijos de madres con diabetes o con peso elevado para la edad gestacional tienen un mayor riesgo de presentar falsos positivos 3,  existen enfermedades no cardiacas que cursan con hipoxemia que pueden aumentar el riesgo de falsos positivos 6. Es importante que el personal que realice el tamizaje cuente con la capacitación y entrenamiento en la técnica8. Figura 1: Protocolo de tamiz cardiológico del recién nacido (AAP)   REFERENCIA: ionalización. Arch Cardiol Mex 2010;80(2):133-140 Orozco G, et al. Tamiz cardiológico en la Ciudad de México. Rev Mex Pediatr 2014; 81(3); 96-99 Mahle W, et al. Role of Pulse Oximetry in Examining Newborns for Congenital Heart Disease, A Scientific Statement From the American Heart Association and American Academy of Pediatrics.  Circulation. 2009;120:447-458 Zhao Q, et al. Pulse oximetry with clinical assessment to screen congenital heart disease in neonates in China: a prospective study. the Lancet 2014; (14)60198-7 Mahle W, et al. Role of Pulse Oximetry in Examining Newborns for Congenital Heart Disease, A Scientific Statement From the American Heart Association and American Academy of Pediatrics.  Circulation. 2009;120:447-458 Wright J, et al. Feasibility of Critical Congenital Heart Disease Newborn Screening at Moderate Altitude. Pediatrics 2014;133:e561–e569 Thangaratinam S, et al. Pulse oximetry screening for critical congenital heart defects in asymptomatic newborn babies: a systematic review and meta-analysis. The Lancet 2012; 379: 2459–64 Ewe AK, et al. Pulse oximetry screening for crtical congenital heart defects in newborn inants: Should It be routine?. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed 2014;99:F93–F95 Riede F, et al. Effectiveness of neonatal pulse oximetry screening for detection of critical congenital heart disease in daily clinical routine results from a prospective multicenter study. Eur J Pediatr (2010) 169:975–981      
    9361 Posted by smcardiologia
  • Dr. Eduardo Vargas Betancourt, Cardiólogo Pediatra y Ecocardiografista Pediatra En México, se estima una incidencia de recién nacidos con cardiopatías congénitas de 18,000-21,000 al año. De éstos entre 1,000-4,500 neonatos tendrán una cardiopatía congénita crítica. 1,2 Las cardiopatías congénitas críticas (CCC) son aquellas que cursan con un con colapso hemodinámico en los primeros días o semanas de vida y por tanto requieren de cirugía o intervencionismo antes del primer mes de vida 3. En muchas ocasiones debido a los cambios hemodinámicos del periodo de transición neonatal las CCC pueden pasar desapercibidas a la exploración física y constituyen la principal causa de muerte por malformaciones congénitas 4. La detección oportuna de las CCC mejora la morbimortalidad pre y postquirúrgica de estos pacientes 3.    El tamiz cardiaco neonatal es una herramienta que se propone para la detección temprana de cardiopatías congénitas críticas en el recién nacido aparentemente sano. Se basa en la toma de oximetría de pulso partiendo de la premisa de la presencia de hipoxemia en la mayoría de las CCC. Y existen 2 técnicas descritas: Medición de oximetría de pulso postductal (cualquier extremidad inferior) y medición de oximetría de pulso preductal (mano derecha) y postductal. 4,5 Las distintas revisiones reportadas en la literatura estiman una sensibilidad moderada (69.9%-77.5%) y una especificidad elevada (99%)4,5 de esta técnica. Y no se ha encontrado diferencia estadística entre realizar sólo mediciones postductales y mediciones pre y postductales. Pero en aquellos pacientes a los que se realiza ambas mediciones es posible detectar también cardiopatías que cursan con obstrucción al tracto de salida del ventrículo izquierdo que dependen del conducto arterioso6. La Academia Americana de Pediatría y la Academia Americana de Cardiología recomiendan la realización del tamiz cardiológico a todo recién nacido aparentemente sano posterior a las 24 horas de vida para la detección de 7 CCC:  Atresia Pulmonar, Atresia Tricuspídea, Conexión Anómala Total de Venas Pulmonares, Tetralogía de Fallot, Transposición de las Grandes Arterias, Tronco Arterioso y Síndrome de Ventrículo Izquierdo Hipoplásico 5. Es importante que el recién nacido cumpla ciertos criterios para disminuir el riesgo de resultados falsos positivos: Ser mayor de 24 horas de vida, estar en cunero fisiológico, debe estar despierto y tranquilo, sin ser alimentado o usando chupón y con una temperatura corporal adecuada al momento de la medición de la oximetría de pulso5. El protocolo que sugiere la Academia Americana de Pediatría se observa en la figura 1. El tamiz cardiológico es una herramienta de fácil acceso y aplicación en hospitales de 1º, 2º y 3º nivel de atención. Es bien aceptado por el personal de salud y los padres de familia 7; y es una herramienta costo-efectiva en la detección de CCC que permite mejorar la morbimortalidad a corto, mediano y largo plazo de los recién nacidos afectados. Sin embargo existen ciertas limitaciones que debemos tener en cuenta en su realización: Es importante realizar la medición después de las 24 hrs de vida para disminuir el riesgo de falsos positivos 4, 8, la altitud de las ciudades puede afectar la saturación de oxígeno de la hemoglobina por lo que se requiere ajustar el protocolo a la altitud 5, los hijos de madres con diabetes o con peso elevado para la edad gestacional tienen un mayor riesgo de presentar falsos positivos 3,  existen enfermedades no cardiacas que cursan con hipoxemia que pueden aumentar el riesgo de falsos positivos 6. Es importante que el personal que realice el tamizaje cuente con la capacitación y entrenamiento en la técnica8. Figura 1: Protocolo de tamiz cardiológico del recién nacido (AAP)   REFERENCIA: ionalización. Arch Cardiol Mex 2010;80(2):133-140 Orozco G, et al. Tamiz cardiológico en la Ciudad de México. Rev Mex Pediatr 2014; 81(3); 96-99 Mahle W, et al. Role of Pulse Oximetry in Examining Newborns for Congenital Heart Disease, A Scientific Statement From the American Heart Association and American Academy of Pediatrics.  Circulation. 2009;120:447-458 Zhao Q, et al. Pulse oximetry with clinical assessment to screen congenital heart disease in neonates in China: a prospective study. the Lancet 2014; (14)60198-7 Mahle W, et al. Role of Pulse Oximetry in Examining Newborns for Congenital Heart Disease, A Scientific Statement From the American Heart Association and American Academy of Pediatrics.  Circulation. 2009;120:447-458 Wright J, et al. Feasibility of Critical Congenital Heart Disease Newborn Screening at Moderate Altitude. Pediatrics 2014;133:e561–e569 Thangaratinam S, et al. Pulse oximetry screening for critical congenital heart defects in asymptomatic newborn babies: a systematic review and meta-analysis. The Lancet 2012; 379: 2459–64 Ewe AK, et al. Pulse oximetry screening for crtical congenital heart defects in newborn inants: Should It be routine?. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed 2014;99:F93–F95 Riede F, et al. Effectiveness of neonatal pulse oximetry screening for detection of critical congenital heart disease in daily clinical routine results from a prospective multicenter study. Eur J Pediatr (2010) 169:975–981      
    Nov 05, 2018 9361
  • 03 May 2018
    La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en mujeres contando para 1 en cada 4 muertes femeninas. La patofisiología de la cardiopatía isquémica femenina incluye coronariopatía epicárdica, disfunción endotelial, vasoespasmo coronario, erosión de placa y disección coronaria espontánea. La angina es la presentación más común de cardiopatía isquémica estable (CIE) en mujeres. Los factores de riesgo incluyen los tradicionales tales como edad avanzada, obesidad (IMC >25 Kg/m2), tabaquismo, hipertensión, dislipidemia, enfermedad cerebrovascular y vascular periférica, estilo de vida sedentario, historia familiar de coronariopatía prematura, síndrome metabólico y diabetes mellitus, y factores de riesgo no tradicionales tales como diabetes gestacional, resistencia a la insulina, enfermedad de ovarios poliquísticos, hipertensión inducida por el embarazo, preeclampsia, eclampsia, menopausia, estrés y enfermedades autoinmunes. Las pruebas diagnósticas pueden usarse efectivamente para estratificar el riesgo en mujeres. La terapia médica dirigida por guías incluye aspirina, estatina, beta-bloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio y ranolazina que debe instituirse para el manejo de síntomas e isquemia. A pesar de la robusta evidencia respecto a los resultados adversos vistos en mujeres con cardiopatía isquémica, existen brechas de conocimiento en varias áreas. Futura investigación debe enfocarse en un mayor entendimiento del papel de los factores de riesgo no tradicionales para CIE en mujeres, ganando mayor comprensión en las diferencias de género en los efectos terapéuticos y formular un algoritmo género-específico para el manejo de la CIE femenina. Fuente: Samad F, Agarwal A, Samad Z. Stable ischemic heart disease in women: current perspectives. Int J Womens Health 2017;9:701-9. Cardiopatía isquémica estable en mujeres: Perspectivas actuales. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29033611  
    2369 Posted by smcardiologia
  • La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en mujeres contando para 1 en cada 4 muertes femeninas. La patofisiología de la cardiopatía isquémica femenina incluye coronariopatía epicárdica, disfunción endotelial, vasoespasmo coronario, erosión de placa y disección coronaria espontánea. La angina es la presentación más común de cardiopatía isquémica estable (CIE) en mujeres. Los factores de riesgo incluyen los tradicionales tales como edad avanzada, obesidad (IMC >25 Kg/m2), tabaquismo, hipertensión, dislipidemia, enfermedad cerebrovascular y vascular periférica, estilo de vida sedentario, historia familiar de coronariopatía prematura, síndrome metabólico y diabetes mellitus, y factores de riesgo no tradicionales tales como diabetes gestacional, resistencia a la insulina, enfermedad de ovarios poliquísticos, hipertensión inducida por el embarazo, preeclampsia, eclampsia, menopausia, estrés y enfermedades autoinmunes. Las pruebas diagnósticas pueden usarse efectivamente para estratificar el riesgo en mujeres. La terapia médica dirigida por guías incluye aspirina, estatina, beta-bloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio y ranolazina que debe instituirse para el manejo de síntomas e isquemia. A pesar de la robusta evidencia respecto a los resultados adversos vistos en mujeres con cardiopatía isquémica, existen brechas de conocimiento en varias áreas. Futura investigación debe enfocarse en un mayor entendimiento del papel de los factores de riesgo no tradicionales para CIE en mujeres, ganando mayor comprensión en las diferencias de género en los efectos terapéuticos y formular un algoritmo género-específico para el manejo de la CIE femenina. Fuente: Samad F, Agarwal A, Samad Z. Stable ischemic heart disease in women: current perspectives. Int J Womens Health 2017;9:701-9. Cardiopatía isquémica estable en mujeres: Perspectivas actuales. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29033611  
    May 03, 2018 2369
  • 06 Aug 2018
    Comentario editorial: Diego R. Sánchez-Vázquez, Manlio F. Márquez, Adrian Baranchuk   La borreliosis es una enfermedad transmisible por los vectores Ixodes scapularis (I. scapularis) e Ixodes pacificus. Se transmite al ser humano por picadura de garrapatas infectadas por la espiroqueta Borrelia burgdorferi El documento de Sánchez y colaboradores es una revisión muy completa y actualizada del tema de la afección cardiaca (carditis) en la enfermedad de Lyme. En la carditis de Lyme, las manifestaciones se producen por la infiltración transmural de linfocitos, células plasmáticas y macrófagos en el endocardio, miocardio y pericardio; y los síntomas pueden variar desde palpitaciones y disnea, llegando a desarrollarse en insuficiencia cardiaca o bloqueo A-V completo. A pesar de que estos síntomas solo se desarrollan en el 5% de los pacientes que adquieren la enfermedad, la alta prevalencia de la espiroqueta y la presencia de este vector en el norte de país pueden llegar a representar un problema de salud pública importante. Los autores concluyen que en nuestro país, la enfermedad de Lyme puede considerarse como endémica, especialmente en el noreste del país, donde la presencia de la bacteria al igual que el vector es importante. Remarcan la importancia de reconocer esta enfermedad en sus estadios tempranos para evitar el desarrollo de complicaciones como lo es la carditis. De igual manera nos recuerdan que debemos sospechar esta patología en pacientes jóvenes con bloqueo AV de alto grado sin causa aparente.   1.- Diego R. Sánchez-Vázquez, Manlio F. Márquez, Adrian Baranchuk; Lyme carditis: Why should Mexico pay attention to this problem?, Arch Cardiol Mex 2018;88:167-70 - DOI: 10.1016/j.acmx.2018.04.002 Evolución electrocardiográfica de un paciente con carditis de Lyme. Fuente: Lyme carditis: Why should Mexico pay attention to this problem? http://www.elsevier.es/es-revista-archivos-cardiologia-mexico-293-articulo-afeccion-cardiaca-enfermedad-lyme-por-S1405994018300405
    2085 Posted by smcardiologia
  • Comentario editorial: Diego R. Sánchez-Vázquez, Manlio F. Márquez, Adrian Baranchuk   La borreliosis es una enfermedad transmisible por los vectores Ixodes scapularis (I. scapularis) e Ixodes pacificus. Se transmite al ser humano por picadura de garrapatas infectadas por la espiroqueta Borrelia burgdorferi El documento de Sánchez y colaboradores es una revisión muy completa y actualizada del tema de la afección cardiaca (carditis) en la enfermedad de Lyme. En la carditis de Lyme, las manifestaciones se producen por la infiltración transmural de linfocitos, células plasmáticas y macrófagos en el endocardio, miocardio y pericardio; y los síntomas pueden variar desde palpitaciones y disnea, llegando a desarrollarse en insuficiencia cardiaca o bloqueo A-V completo. A pesar de que estos síntomas solo se desarrollan en el 5% de los pacientes que adquieren la enfermedad, la alta prevalencia de la espiroqueta y la presencia de este vector en el norte de país pueden llegar a representar un problema de salud pública importante. Los autores concluyen que en nuestro país, la enfermedad de Lyme puede considerarse como endémica, especialmente en el noreste del país, donde la presencia de la bacteria al igual que el vector es importante. Remarcan la importancia de reconocer esta enfermedad en sus estadios tempranos para evitar el desarrollo de complicaciones como lo es la carditis. De igual manera nos recuerdan que debemos sospechar esta patología en pacientes jóvenes con bloqueo AV de alto grado sin causa aparente.   1.- Diego R. Sánchez-Vázquez, Manlio F. Márquez, Adrian Baranchuk; Lyme carditis: Why should Mexico pay attention to this problem?, Arch Cardiol Mex 2018;88:167-70 - DOI: 10.1016/j.acmx.2018.04.002 Evolución electrocardiográfica de un paciente con carditis de Lyme. Fuente: Lyme carditis: Why should Mexico pay attention to this problem? http://www.elsevier.es/es-revista-archivos-cardiologia-mexico-293-articulo-afeccion-cardiaca-enfermedad-lyme-por-S1405994018300405
    Aug 06, 2018 2085
  • 12 Feb 2019
    Existe una asociación entre las infecciones virales y bacterianas e infarto del miocardio (IM) a corto, mediano y largo plazo. Corto plazo La incidencia de IM es de 7 a 8% en los pacientes que sufren neumonía neumocócica (incluye otros microorganismos como: H. Influenzae, virus de influenza, virus sincicial respiratorio). El riesgo es mayor en los primeros 15 días después de la hospitalización (hasta 48 veces más, incluidas las infecciones de vías urinarias y la bacteriemia). Largo plazo El riesgo de IM es proporcional a la severidad de la infección. En infecciones leves el riesgo regresa a su basal después de algunos meses, en infecciones severas el riesgo es mayor al basal hasta 10 años después del evento. Mecanismos potenciales El grado de infección y la respuesta del huésped son los mayores determinantes en esta asociación. En el infarto del miocardio tipo 1, la isquemia miocárdica es secundaria a ruptura de una placa aterosclerótica. Ésta contiene células inflamatorias que pueden ser activadas por las citocinas inflamatorias generadas por la respuesta sistémica a la infección (interleucinas 6, 7, 8, factor de necrosis tumoral α), contribuyendo a la desestabilización de la placa. - A nivel del endotelio existe activación de neutrófilos, plaquetas, factor tisular, aumento de niveles de         tromboxano y por lo tanto, disminución de la capacidad de trombolisis.   Artículo de Revisión. Dr. Abraham Villalobos Flores- Residente de 2do Año de Cardiología. N Engl J Med 2019; 380:171-176; DOI: 10.1056/NEJMra1808137
    2033 Posted by smcardiologia
  • Existe una asociación entre las infecciones virales y bacterianas e infarto del miocardio (IM) a corto, mediano y largo plazo. Corto plazo La incidencia de IM es de 7 a 8% en los pacientes que sufren neumonía neumocócica (incluye otros microorganismos como: H. Influenzae, virus de influenza, virus sincicial respiratorio). El riesgo es mayor en los primeros 15 días después de la hospitalización (hasta 48 veces más, incluidas las infecciones de vías urinarias y la bacteriemia). Largo plazo El riesgo de IM es proporcional a la severidad de la infección. En infecciones leves el riesgo regresa a su basal después de algunos meses, en infecciones severas el riesgo es mayor al basal hasta 10 años después del evento. Mecanismos potenciales El grado de infección y la respuesta del huésped son los mayores determinantes en esta asociación. En el infarto del miocardio tipo 1, la isquemia miocárdica es secundaria a ruptura de una placa aterosclerótica. Ésta contiene células inflamatorias que pueden ser activadas por las citocinas inflamatorias generadas por la respuesta sistémica a la infección (interleucinas 6, 7, 8, factor de necrosis tumoral α), contribuyendo a la desestabilización de la placa. - A nivel del endotelio existe activación de neutrófilos, plaquetas, factor tisular, aumento de niveles de         tromboxano y por lo tanto, disminución de la capacidad de trombolisis.   Artículo de Revisión. Dr. Abraham Villalobos Flores- Residente de 2do Año de Cardiología. N Engl J Med 2019; 380:171-176; DOI: 10.1056/NEJMra1808137
    Feb 12, 2019 2033
  • 08 Jun 2018
    La científica turca Canan Dagderiven desarrolló un descubrimiento capaz de generar carga en dispositivos electrónicos a partir de la energía generada por órganos de nuestro cuerpo. La utilidad de este descubrimiento está asociada a aprovechar la energía generada por el corazón para cargar la batería de un marcapasos.   En la actualidad hemos visto grandes descubrimientos apoyados por la biometría, el Big Data, la Inteligencia Artificial o la nanocirugía, entre muchas otras disciplinas, todo a favor de la medicina. La apuesta de inventos como el desarrollado por Dagderiven es que en el futuro encontremos gadgets que a ser adheridos a nuestros órganos sean capaces de generar energía para cargar dispositivos electrónicos como los marcapasos.   El marcapasos desarrollado por Dagdeviren aún se encuentra en fase de pruebas. Actualmente los aparatos convencionales se sustituyen cada 6 o 7 años y requieren una cirugía, mientras que el invento desarrollado por esta científica puede ser adherido al corazón, pulmón y diafragma, constituyendo una valiosa fuente de alimentación energética para el marcapasos.   La clave reside en los componentes piezoeléctricos capaces de transformar la energía mecánica en energía eléctrica, que se activan cada vez que el corazón late, evitando las molestias de la capacidad limitada de las baterías y aprovechando la valiosa energía generada por el propio cuerpo que alberga el dispositivo.   El invento bautizado como PZT MEH consiste en una pequeña lámina suave, flexible y liviana capaz de adherirse al órgano sin impedirle realizar su movimiento natural, otros elementos que componen el dispositivo son un sustrato de material biocompatible que se caracteriza por la suavidad y flexibilidad, un componente piezoeléctrico extremadamente fino de circonato-titanato de plomo impreso sobre el sustrato y el cual genera energía eléctrica al deformarse, un rectificador para modificar la corriente eléctrica y permitir que pueda ser almacenada, y una microbatería. A través de cinta conductiva anisotrópica se lleva a cabo la conexión entre el PZT y la batería.   Este es el inicio de una era en la que podremos ver inventos de energía renovable emanada del cuerpo humano, aprovechar el calor y la energía en benefico de la salud ya es una realidad.   FUENTE:   https://www.muhendisbeyinler.net/canan-dagdeviren-ve-icadi-pzt-meh/   http://www.ticbeat.com/innovacion/latidos-corazon-carga-movil/
    1893 Posted by smcardiologia
  • La científica turca Canan Dagderiven desarrolló un descubrimiento capaz de generar carga en dispositivos electrónicos a partir de la energía generada por órganos de nuestro cuerpo. La utilidad de este descubrimiento está asociada a aprovechar la energía generada por el corazón para cargar la batería de un marcapasos.   En la actualidad hemos visto grandes descubrimientos apoyados por la biometría, el Big Data, la Inteligencia Artificial o la nanocirugía, entre muchas otras disciplinas, todo a favor de la medicina. La apuesta de inventos como el desarrollado por Dagderiven es que en el futuro encontremos gadgets que a ser adheridos a nuestros órganos sean capaces de generar energía para cargar dispositivos electrónicos como los marcapasos.   El marcapasos desarrollado por Dagdeviren aún se encuentra en fase de pruebas. Actualmente los aparatos convencionales se sustituyen cada 6 o 7 años y requieren una cirugía, mientras que el invento desarrollado por esta científica puede ser adherido al corazón, pulmón y diafragma, constituyendo una valiosa fuente de alimentación energética para el marcapasos.   La clave reside en los componentes piezoeléctricos capaces de transformar la energía mecánica en energía eléctrica, que se activan cada vez que el corazón late, evitando las molestias de la capacidad limitada de las baterías y aprovechando la valiosa energía generada por el propio cuerpo que alberga el dispositivo.   El invento bautizado como PZT MEH consiste en una pequeña lámina suave, flexible y liviana capaz de adherirse al órgano sin impedirle realizar su movimiento natural, otros elementos que componen el dispositivo son un sustrato de material biocompatible que se caracteriza por la suavidad y flexibilidad, un componente piezoeléctrico extremadamente fino de circonato-titanato de plomo impreso sobre el sustrato y el cual genera energía eléctrica al deformarse, un rectificador para modificar la corriente eléctrica y permitir que pueda ser almacenada, y una microbatería. A través de cinta conductiva anisotrópica se lleva a cabo la conexión entre el PZT y la batería.   Este es el inicio de una era en la que podremos ver inventos de energía renovable emanada del cuerpo humano, aprovechar el calor y la energía en benefico de la salud ya es una realidad.   FUENTE:   https://www.muhendisbeyinler.net/canan-dagdeviren-ve-icadi-pzt-meh/   http://www.ticbeat.com/innovacion/latidos-corazon-carga-movil/
    Jun 08, 2018 1893
  • 03 Sep 2018
    Dr. Félix Damas de los Santos. Departamento de Hemodinámica Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez. Desde el inicio de la intervención coronaria, las arterias coronarias con oclusión total crónica (OTC) has sido visualizadas como un reto difícil de afrontar con menores tasas de éxito (50-70%)1, aun en centros de alto volumen.  El salto de calidad dado por la escuela asiática, que presento un incremento en las tasas de éxito del 70 al 75%2, con las limitantes de variabilidad de centro a centro, y la poca reproducibilidad en otros centros. En 2012 Briliakis3 y colaboradores presentaron la publicación sobre una estrategia para el tratamiento de las OTC, denominado “algoritmo híbrido”.  El Algoritmo híbrido es una estrategia que establece los flujos de trabajo consistente que se utilizan para elegir a los pacientes candidatos a tratar la OTC.  Enfatiza el éxito del procedimiento (Buscar tasas de éxito cercanas al 98%) sin incrementar el riesgo del mismo. Transición rápida para alternar los planes cuando ocurre falla en la estrategia inicial.  Evidentemente el tener una indicación clara para tratar la CTO es el paso inicial para encaminar al paciente en esta ruta, posteriormente se realiza la evaluación angiográfica dual que consiste en la coronariografía en el vaso receptor (portador de la CTO) y simultáneamente en el vaso donador o portador de la circulación colateral que alimenta al vaso receptor.  Las características angiográficas primordiales (aunque no las únicas) para determinar la estrategia son: 1.- Características del Cap proximal, ya sea bien definido (Romo o en punta de lápiz) o ambiguo. 2.- Características del lecho distal a la oclusión. 3.- Longitud de la lesión, estableciendo como puntos de corte > o < de 20 mm. 4.- La existencia o no de colaterales “intervencionistas”, que es un término acuñado para definir la presencia de colaterales adecuadas para el acceso retrogrado.  En el abordaje inicial se deben tener preparados tanto vaso receptor como donador para que en caso de fallo de la primera estrategia se migre al acceso y poder cambiar al acceso retrogrado en caso de que la primera estrategia sea anterógrada. Una vez establecido esto la terapéutica gira entre tres grandes aspectos: 1.- escalamiento de guías anterógrado. 2.- Disección reentrada anterógrado. 3.- Técnicas retrogradas.   Para tener la posibilidad de cambiar de estrategia optimizando recursos, medio de contraste y dosis de radiación, se plantea como un tiempo optimo de aproximadamente 10 minutos con una estrategia antes de decidir el cambio a otra, bajo el precepto de “no mantener el procedimiento estático”, se consiguen los objetivos planteados, obvio siempre manteniendo los márgenes de seguridad.  El portafolio de material especializado debe incluir no solo una marca ya que cada guía puede tener su ventaja en un determinado momento. Tener arsenal de microcatéteres para cruce de lesión, para cruce de colaterales y de lo último que se desarrolló contar con los sistemas de disección reentrada como lo son CrossBoss y Stingray (Boston Scientific). Conocer otras técnicas de disección reentrada manejadas por guía, catéteres o algunas con contraste como la técnica de Carlino deberán tenerse en mente. El objetivo de este blog es crear la inquietud y profundizar aún más en la familiarización con el algoritmo híbrido. Modificado de: J Am Coll Cardiol Intv 2012;5:367–7   Referencias: 1. Grantham JA, Marso SP, Spertus J, House J, Holmes DR Jr.,Rutherford BD. Chronic total occlusion angioplasty in the United States. J Am Coll Cardiol Intv 2009;2:479–86.2. Morino Y, Kimura T, Hayashi Y, et al. In-hospital outcomes of contemporary percutaneous coronary intervention in patients with chronic total occlusion insights from the J-CTO Registry (Multicenter CTO Registry in Japan). J Am Coll Cardiol Intv 2010;3: 143–51.3. Briliakis E, Grantham A, Rinfert S et all. Percutaneous treatment algorith for crossin coronary chronic total occlusions. J Am Coll Cardiol Intv 2012;5:367–79.
    1710 Posted by smcardiologia
  • Dr. Félix Damas de los Santos. Departamento de Hemodinámica Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez. Desde el inicio de la intervención coronaria, las arterias coronarias con oclusión total crónica (OTC) has sido visualizadas como un reto difícil de afrontar con menores tasas de éxito (50-70%)1, aun en centros de alto volumen.  El salto de calidad dado por la escuela asiática, que presento un incremento en las tasas de éxito del 70 al 75%2, con las limitantes de variabilidad de centro a centro, y la poca reproducibilidad en otros centros. En 2012 Briliakis3 y colaboradores presentaron la publicación sobre una estrategia para el tratamiento de las OTC, denominado “algoritmo híbrido”.  El Algoritmo híbrido es una estrategia que establece los flujos de trabajo consistente que se utilizan para elegir a los pacientes candidatos a tratar la OTC.  Enfatiza el éxito del procedimiento (Buscar tasas de éxito cercanas al 98%) sin incrementar el riesgo del mismo. Transición rápida para alternar los planes cuando ocurre falla en la estrategia inicial.  Evidentemente el tener una indicación clara para tratar la CTO es el paso inicial para encaminar al paciente en esta ruta, posteriormente se realiza la evaluación angiográfica dual que consiste en la coronariografía en el vaso receptor (portador de la CTO) y simultáneamente en el vaso donador o portador de la circulación colateral que alimenta al vaso receptor.  Las características angiográficas primordiales (aunque no las únicas) para determinar la estrategia son: 1.- Características del Cap proximal, ya sea bien definido (Romo o en punta de lápiz) o ambiguo. 2.- Características del lecho distal a la oclusión. 3.- Longitud de la lesión, estableciendo como puntos de corte > o < de 20 mm. 4.- La existencia o no de colaterales “intervencionistas”, que es un término acuñado para definir la presencia de colaterales adecuadas para el acceso retrogrado.  En el abordaje inicial se deben tener preparados tanto vaso receptor como donador para que en caso de fallo de la primera estrategia se migre al acceso y poder cambiar al acceso retrogrado en caso de que la primera estrategia sea anterógrada. Una vez establecido esto la terapéutica gira entre tres grandes aspectos: 1.- escalamiento de guías anterógrado. 2.- Disección reentrada anterógrado. 3.- Técnicas retrogradas.   Para tener la posibilidad de cambiar de estrategia optimizando recursos, medio de contraste y dosis de radiación, se plantea como un tiempo optimo de aproximadamente 10 minutos con una estrategia antes de decidir el cambio a otra, bajo el precepto de “no mantener el procedimiento estático”, se consiguen los objetivos planteados, obvio siempre manteniendo los márgenes de seguridad.  El portafolio de material especializado debe incluir no solo una marca ya que cada guía puede tener su ventaja en un determinado momento. Tener arsenal de microcatéteres para cruce de lesión, para cruce de colaterales y de lo último que se desarrolló contar con los sistemas de disección reentrada como lo son CrossBoss y Stingray (Boston Scientific). Conocer otras técnicas de disección reentrada manejadas por guía, catéteres o algunas con contraste como la técnica de Carlino deberán tenerse en mente. El objetivo de este blog es crear la inquietud y profundizar aún más en la familiarización con el algoritmo híbrido. Modificado de: J Am Coll Cardiol Intv 2012;5:367–7   Referencias: 1. Grantham JA, Marso SP, Spertus J, House J, Holmes DR Jr.,Rutherford BD. Chronic total occlusion angioplasty in the United States. J Am Coll Cardiol Intv 2009;2:479–86.2. Morino Y, Kimura T, Hayashi Y, et al. In-hospital outcomes of contemporary percutaneous coronary intervention in patients with chronic total occlusion insights from the J-CTO Registry (Multicenter CTO Registry in Japan). J Am Coll Cardiol Intv 2010;3: 143–51.3. Briliakis E, Grantham A, Rinfert S et all. Percutaneous treatment algorith for crossin coronary chronic total occlusions. J Am Coll Cardiol Intv 2012;5:367–79.
    Sep 03, 2018 1710
  • 03 May 2018
    El equilibrio entre conseguir las metas de presión arterial y el no tener efectos secundarios indeseables, es la ecuación que se debe resolver en el tratamiento a los pacientes con hipertensión arterial.   Al paso de los años las guías internacionales de hipertensión arterial han ido modificando estos valores, estos cambios dan pautas que impiden generalizar y como consecuencia dar recomendaciones universales. En casos particulares como pacientes con diabetes mellitus, enfermedad renal crónica, cardiopatía coronaria o en población anciana las metas establecidas en las guías son distintas.   Las metas establecidas surgen de un consenso de expertos basados en estudios clínicos controlados aleatorizados o de meta-análisis. Por ello el establecer metas siempre se convierte en un tema de discusión.   El estudio SPRINT y las implicaciones de un tratamiento intensivo.   Los estudios realizados en modelos de simulación donde se realizó un control intensivo de la presión arterial mostraron tolerancia y buena aceptación, estos resultados se demostraron con nuevos ensayos clínicos en Estados Unidos.   El estudio SPRINT y sus resultados positivos que nos llevan a un nuevo paradigma de tratamiento de la presión arterial no han tenido un eco positivo en toda la comunidad de investigadores y especialistas en materia.   Sin embargo los estudios más recientes demuestran lo publicado y presentado previamente en los congresos, SPRINT demostró que entre los individuos con hipertensión y aumento del riesgo cardiovascular pero sin diabetes, las tasas de complicaciones cardiovasculares fueron más bajas en los asignados a una presión arterial sistólica elegida como objetivo de < 120 mm Hg (tratamiento intensivo) que en los que se asignaron a una presión elegida como objetivo de < 140 mm Hg (tratamiento estandarizado).   Los estudios mencionados fueron financiados por el National Institutes oh Health en Estados Unidos, los resultados positivos de estos estudios pretender hacer un eco positivo en la comunidad de investigadores y especialistas.       FUENTES:   https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864018300105   SPRINT: El control intensivo de la presión arterial es bien tolerado y rentable - Medscape - 30 de agosto de 2017.
    1645 Posted by smcardiologia
  • El equilibrio entre conseguir las metas de presión arterial y el no tener efectos secundarios indeseables, es la ecuación que se debe resolver en el tratamiento a los pacientes con hipertensión arterial.   Al paso de los años las guías internacionales de hipertensión arterial han ido modificando estos valores, estos cambios dan pautas que impiden generalizar y como consecuencia dar recomendaciones universales. En casos particulares como pacientes con diabetes mellitus, enfermedad renal crónica, cardiopatía coronaria o en población anciana las metas establecidas en las guías son distintas.   Las metas establecidas surgen de un consenso de expertos basados en estudios clínicos controlados aleatorizados o de meta-análisis. Por ello el establecer metas siempre se convierte en un tema de discusión.   El estudio SPRINT y las implicaciones de un tratamiento intensivo.   Los estudios realizados en modelos de simulación donde se realizó un control intensivo de la presión arterial mostraron tolerancia y buena aceptación, estos resultados se demostraron con nuevos ensayos clínicos en Estados Unidos.   El estudio SPRINT y sus resultados positivos que nos llevan a un nuevo paradigma de tratamiento de la presión arterial no han tenido un eco positivo en toda la comunidad de investigadores y especialistas en materia.   Sin embargo los estudios más recientes demuestran lo publicado y presentado previamente en los congresos, SPRINT demostró que entre los individuos con hipertensión y aumento del riesgo cardiovascular pero sin diabetes, las tasas de complicaciones cardiovasculares fueron más bajas en los asignados a una presión arterial sistólica elegida como objetivo de < 120 mm Hg (tratamiento intensivo) que en los que se asignaron a una presión elegida como objetivo de < 140 mm Hg (tratamiento estandarizado).   Los estudios mencionados fueron financiados por el National Institutes oh Health en Estados Unidos, los resultados positivos de estos estudios pretender hacer un eco positivo en la comunidad de investigadores y especialistas.       FUENTES:   https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864018300105   SPRINT: El control intensivo de la presión arterial es bien tolerado y rentable - Medscape - 30 de agosto de 2017.
    May 03, 2018 1645
  • 29 Jun 2018
    Enrique C. Morales Villegas. Coordinador Capítulo Aterosclerosis SMC   En Cardiología, tradicionalmente se ha aceptado como normal al valor poblacional promedio de una variable biológica. Así, en México, siendo el valor promedio de C-LDL 131 mg/dl (ENSANUT 2006), aún persiste y se perpetúa el concepto de que el valor “normal” de esta fracción lipídica es 130 mg/dl (1). Más impresionante aún es que, en la literatura médica se conserve este precepto; recientemente Fernández-Friera L, Fuster V, López-Melgar B et al., publicaron en JACC un artículo intitulado “Normal LDL-cholesterol levels are associated with subclinical atherosclerosis in the absence of risk factors”, en el cual catalogan como valores de C-LDL “normales y óptimos” cifras hasta de 160 mg/dl y 130 mg/dl, respectivamente (2). La evidencia acumulada desde los 70´s del siglo pasado, categóricamente nos permite sustentar que la cifra de C-LDL considerada “normal” en México o por Fernández-Freira et al., -por poner sólo dos ejemplos- es un valor supra-fisiológico y pro-aterogénico. Goldstein y Brown, basados en investigaciones epidemiológicas, bioquímicas y farmacocinéticas, establecieron desde los 70´s del siglo pasado que el valor biológico de C-LDL oscila entre los 25 y los 50 mg/dl, y que el valor poblacional es supra-biológico, pro-aterogénico y obedece esencialmente a una reducción de la fracción catabólica de LDL (dependiente del receptor para LDL) (figura); a posteriori y gracias al descubrimiento de la compactina por Endo y a la integración de este descubrimiento con el del receptor para LDL por Goldstein y Brown, los reportes 2005 y 2010 del “Cholesterol Treatment Tralists Collaboration” nos demostraron que, con un nivel basal promedio de C-LDL de 140 mg/dl, la reducción de 40 mg/dl con una estatina de intensidad media vs., placebo, redujo 22% el riesgo de un evento cardiovascular ateroscleroso, y sobre este beneficio, con un nivel basal promedio de C-LDL de 90 mg/dl (nivel promedio logrado con estatina de intensidad media), la reducción extra de 20 mg/dl de C-LDL con una estatina de intensidad alta, redujo un 15% extra el riesgo de un evento cardiovascular ateroscleroso, confirmando con ello la causalidad de dicha variable biológica y acuñándose el concepto de “más bajo mejor”. En este decenio, la investigación con anticuerpos monoclonales vs PCSK9 confirma y perfecciona el concepto referido, empatándose los niveles fármaco/biológicamente logrados de C-LDL con los denominados por Goldstein y Brown biológicamente activos desde hace 40 años (3). Por lo anterior y de acuerdo con lo propuesto recientemente por Lloyd-Jones y Greenland (4); en la era de la Medicina Precisa, el concepto normal debería sustituirse por el concepto óptimo, entendiendo por este, el nivel de dicha variable (vg., colesterol LDL) donde el riesgo implícito a la misma es mínimo o nulo, y como meta terapéutica o su complemento, umbral terapéutico, el nivel de la variable donde el riesgo implícito a la misma inicia, o donde el beneficio terapéutico es mínimo o nulo, respectivamente. Todo ello matizado por las otras tres constantes del principio de beneficio neto (riesgo, ahorro y gasto), los cuales en gran medida están determinados por el riesgo absoluto de cada individuo o población en un momento dado. De esta forma, en el constructo de Salud Cardiovascular Ideal se acepta como un valor óptimo de colesterol total <180 mg/dl y un valor óptimo de C-LDL <100 mg/dl, ambos sostenidos a lo largo de la vida, al igual que los valores óptimos de los factores de riesgo cardiovascular ateroscleroso no lipídicos. Urge sustituir el término normal por el de óptimo o nivel de nulo o mínimo riesgo.      Fuente:  1.- ENSANUT 2006. www.ensanut.insp.mx 2.- Fernández-Friera L, Fuster V, López-Melgar B et al. Normal LDL-cholesterol levels are associated with subclinical atherosclerosis in the absence of risk factors. J Am Coll Cardiol. 2017; 70:2979-2991. 3.- Morales-Villegas EC and Ray KK. (2017) Physiological level of LDL cholesterol: The master key - a Nobel dream comes true. Cardiovasc Pharm. Open Access 6: 223. doi: 10.4172/2329-6607.1000223. 4.- Greenland P and Lloyd-Jones DM. Defining the new normal in cardiovascular risk factors. JAMA Cardiology. Published on line June 20, 2018. jamacardiology.com  
    1515 Posted by smcardiologia
  • Enrique C. Morales Villegas. Coordinador Capítulo Aterosclerosis SMC   En Cardiología, tradicionalmente se ha aceptado como normal al valor poblacional promedio de una variable biológica. Así, en México, siendo el valor promedio de C-LDL 131 mg/dl (ENSANUT 2006), aún persiste y se perpetúa el concepto de que el valor “normal” de esta fracción lipídica es 130 mg/dl (1). Más impresionante aún es que, en la literatura médica se conserve este precepto; recientemente Fernández-Friera L, Fuster V, López-Melgar B et al., publicaron en JACC un artículo intitulado “Normal LDL-cholesterol levels are associated with subclinical atherosclerosis in the absence of risk factors”, en el cual catalogan como valores de C-LDL “normales y óptimos” cifras hasta de 160 mg/dl y 130 mg/dl, respectivamente (2). La evidencia acumulada desde los 70´s del siglo pasado, categóricamente nos permite sustentar que la cifra de C-LDL considerada “normal” en México o por Fernández-Freira et al., -por poner sólo dos ejemplos- es un valor supra-fisiológico y pro-aterogénico. Goldstein y Brown, basados en investigaciones epidemiológicas, bioquímicas y farmacocinéticas, establecieron desde los 70´s del siglo pasado que el valor biológico de C-LDL oscila entre los 25 y los 50 mg/dl, y que el valor poblacional es supra-biológico, pro-aterogénico y obedece esencialmente a una reducción de la fracción catabólica de LDL (dependiente del receptor para LDL) (figura); a posteriori y gracias al descubrimiento de la compactina por Endo y a la integración de este descubrimiento con el del receptor para LDL por Goldstein y Brown, los reportes 2005 y 2010 del “Cholesterol Treatment Tralists Collaboration” nos demostraron que, con un nivel basal promedio de C-LDL de 140 mg/dl, la reducción de 40 mg/dl con una estatina de intensidad media vs., placebo, redujo 22% el riesgo de un evento cardiovascular ateroscleroso, y sobre este beneficio, con un nivel basal promedio de C-LDL de 90 mg/dl (nivel promedio logrado con estatina de intensidad media), la reducción extra de 20 mg/dl de C-LDL con una estatina de intensidad alta, redujo un 15% extra el riesgo de un evento cardiovascular ateroscleroso, confirmando con ello la causalidad de dicha variable biológica y acuñándose el concepto de “más bajo mejor”. En este decenio, la investigación con anticuerpos monoclonales vs PCSK9 confirma y perfecciona el concepto referido, empatándose los niveles fármaco/biológicamente logrados de C-LDL con los denominados por Goldstein y Brown biológicamente activos desde hace 40 años (3). Por lo anterior y de acuerdo con lo propuesto recientemente por Lloyd-Jones y Greenland (4); en la era de la Medicina Precisa, el concepto normal debería sustituirse por el concepto óptimo, entendiendo por este, el nivel de dicha variable (vg., colesterol LDL) donde el riesgo implícito a la misma es mínimo o nulo, y como meta terapéutica o su complemento, umbral terapéutico, el nivel de la variable donde el riesgo implícito a la misma inicia, o donde el beneficio terapéutico es mínimo o nulo, respectivamente. Todo ello matizado por las otras tres constantes del principio de beneficio neto (riesgo, ahorro y gasto), los cuales en gran medida están determinados por el riesgo absoluto de cada individuo o población en un momento dado. De esta forma, en el constructo de Salud Cardiovascular Ideal se acepta como un valor óptimo de colesterol total <180 mg/dl y un valor óptimo de C-LDL <100 mg/dl, ambos sostenidos a lo largo de la vida, al igual que los valores óptimos de los factores de riesgo cardiovascular ateroscleroso no lipídicos. Urge sustituir el término normal por el de óptimo o nivel de nulo o mínimo riesgo.      Fuente:  1.- ENSANUT 2006. www.ensanut.insp.mx 2.- Fernández-Friera L, Fuster V, López-Melgar B et al. Normal LDL-cholesterol levels are associated with subclinical atherosclerosis in the absence of risk factors. J Am Coll Cardiol. 2017; 70:2979-2991. 3.- Morales-Villegas EC and Ray KK. (2017) Physiological level of LDL cholesterol: The master key - a Nobel dream comes true. Cardiovasc Pharm. Open Access 6: 223. doi: 10.4172/2329-6607.1000223. 4.- Greenland P and Lloyd-Jones DM. Defining the new normal in cardiovascular risk factors. JAMA Cardiology. Published on line June 20, 2018. jamacardiology.com  
    Jun 29, 2018 1515
  • 31 Jul 2018
    Evaluación cardiovascular pre-participación para la prevención de muerte súbita en atletas.Comentario editorial: Dr. Manlio Fabio Márquez Murillo. Presidente de la SOMEEC El documento de Mont y colaboradores es una revisión muy completa y actualizada del tema de la muerte súbita (MS) en atletas con la finalidad de establecer pautas sobre la evaluación cardiovascular de los mismos encaminada a prevenir la MS. Después de revisar la incidencia de MS en atletas, incluyendo los datos EUA varios países europeos como Italia, España, Dinamarca, Grecia, Alemania y Francia, se hace una revisión de cada una de las principales causas de MS en atletas incluyendo: la Miocardiopatía Hipertrófica, la Displasia Arritmogénica del Ventrículo derecho y los síndromes hereditarios de MS (síndrome de QT Largo, Taquicardia Ventricular Polimorfa Catecolaminérgica y síndrome de Brugada). También se revisan otras causas de MS en atletas, menos comunes pero igualmente importantes, tales como: las anomalías congénitas de las arterias coronarias, la preexcitación ventricular (síndrome de Wolff-Parkinson-White), el miocardio no-compactado y el síndrome de QT Corto. Importante para nuestra región es que se abordó el tema de la enfermedad de Chagas en este contexto. Una parte importante del documento se dedica a revisar los diferentes métodos que tenemos para realizar dicha evaluación cardiovascular, empezando por el ECG de superficie e incluyendo la prueba de esfuerzo, el Holter y los diferentes métodos de imagen. Los autores concluyen que el protocolo de evaluación cardiovascular en atletas debe incluir, además de la historia clínica y el examen físico, el ECG de superficie de 12 derivaciones. Basan esta recomendación en la cantidad de publicaciones donde se señala que el ECG mejora substancialmente el poder diagnóstico en la evaluación cardiovascular de atletas, principalmente en casos con síndromes hereditarios de MS y de muchas miocardiopatías donde existen características específicas en el ECG que permiten sospechar o establecer un diagnóstico que puede ser tan oportuno que pudiese evitar una MS. También basan esta recomendación en la experiencia en Italia donde la implementación de un protocolo que incluye al ECG de superficie ha logrado reducir la mortalidad cardiovascular en atletas. Por supuesto que el principal obstáculo para la implementación del ECG en la evaluación masiva de atletas son los falsos positivos, hecho que puede tener consecuencias individuales y sociales muy importantes por lo que los autores recomiendan utilizar los criterios de Seattle (Drexner y cols. Br J Sports Med 2013;47:122-4). Estos criterios sirven para reconocer las desviaciones de la normalidad del ECG de superficie que tienen los atletas en el ECG. Finalmente, en el caso del ecocardiograma u otros métodos de imagen, los autores del documento consideran que no deben ser considerados para todos los atletas sino solo en casos seleccionados y su empleo deberá ser individualizado de acuerdo al resultado de los tres pilares básicos: la historia clínica, la exploración física y el ECG.   Bibliografía: 1.- Lluís Mont, Antonio Pelliccia, Sanjay Sharma, Alessandro Biffi, Mats Borjesson, Josep Brugada Terradellas, François Carré, Eduard Guasch, Hein Heidbuchel, André La Gerche, Rachel Lampert, William McKenna, Michail Papadakis, Silvia G Priori, Mauricio Scanavacca, Paul Thompson, Christian Sticherling, Sami Viskin, Mathew Wilson, Domenico Corrado, Reviewers; Pre-participation cardiovascular evaluation for athletic participants to prevent sudden death: Position paper from the EHRA and the EACPR, branches of the ESC. Endorsed by APHRS, HRS, and SOLAECE, EP Europace, Volume 19, Issue 1, 1 January 2017, Pages 139–163, https://doi.org/10.1093/europace/euw243
    1414 Posted by smcardiologia
  • Evaluación cardiovascular pre-participación para la prevención de muerte súbita en atletas.Comentario editorial: Dr. Manlio Fabio Márquez Murillo. Presidente de la SOMEEC El documento de Mont y colaboradores es una revisión muy completa y actualizada del tema de la muerte súbita (MS) en atletas con la finalidad de establecer pautas sobre la evaluación cardiovascular de los mismos encaminada a prevenir la MS. Después de revisar la incidencia de MS en atletas, incluyendo los datos EUA varios países europeos como Italia, España, Dinamarca, Grecia, Alemania y Francia, se hace una revisión de cada una de las principales causas de MS en atletas incluyendo: la Miocardiopatía Hipertrófica, la Displasia Arritmogénica del Ventrículo derecho y los síndromes hereditarios de MS (síndrome de QT Largo, Taquicardia Ventricular Polimorfa Catecolaminérgica y síndrome de Brugada). También se revisan otras causas de MS en atletas, menos comunes pero igualmente importantes, tales como: las anomalías congénitas de las arterias coronarias, la preexcitación ventricular (síndrome de Wolff-Parkinson-White), el miocardio no-compactado y el síndrome de QT Corto. Importante para nuestra región es que se abordó el tema de la enfermedad de Chagas en este contexto. Una parte importante del documento se dedica a revisar los diferentes métodos que tenemos para realizar dicha evaluación cardiovascular, empezando por el ECG de superficie e incluyendo la prueba de esfuerzo, el Holter y los diferentes métodos de imagen. Los autores concluyen que el protocolo de evaluación cardiovascular en atletas debe incluir, además de la historia clínica y el examen físico, el ECG de superficie de 12 derivaciones. Basan esta recomendación en la cantidad de publicaciones donde se señala que el ECG mejora substancialmente el poder diagnóstico en la evaluación cardiovascular de atletas, principalmente en casos con síndromes hereditarios de MS y de muchas miocardiopatías donde existen características específicas en el ECG que permiten sospechar o establecer un diagnóstico que puede ser tan oportuno que pudiese evitar una MS. También basan esta recomendación en la experiencia en Italia donde la implementación de un protocolo que incluye al ECG de superficie ha logrado reducir la mortalidad cardiovascular en atletas. Por supuesto que el principal obstáculo para la implementación del ECG en la evaluación masiva de atletas son los falsos positivos, hecho que puede tener consecuencias individuales y sociales muy importantes por lo que los autores recomiendan utilizar los criterios de Seattle (Drexner y cols. Br J Sports Med 2013;47:122-4). Estos criterios sirven para reconocer las desviaciones de la normalidad del ECG de superficie que tienen los atletas en el ECG. Finalmente, en el caso del ecocardiograma u otros métodos de imagen, los autores del documento consideran que no deben ser considerados para todos los atletas sino solo en casos seleccionados y su empleo deberá ser individualizado de acuerdo al resultado de los tres pilares básicos: la historia clínica, la exploración física y el ECG.   Bibliografía: 1.- Lluís Mont, Antonio Pelliccia, Sanjay Sharma, Alessandro Biffi, Mats Borjesson, Josep Brugada Terradellas, François Carré, Eduard Guasch, Hein Heidbuchel, André La Gerche, Rachel Lampert, William McKenna, Michail Papadakis, Silvia G Priori, Mauricio Scanavacca, Paul Thompson, Christian Sticherling, Sami Viskin, Mathew Wilson, Domenico Corrado, Reviewers; Pre-participation cardiovascular evaluation for athletic participants to prevent sudden death: Position paper from the EHRA and the EACPR, branches of the ESC. Endorsed by APHRS, HRS, and SOLAECE, EP Europace, Volume 19, Issue 1, 1 January 2017, Pages 139–163, https://doi.org/10.1093/europace/euw243
    Jul 31, 2018 1414
  • 26 Sep 2019
    Problema La identificación de la etiología de la disnea aguda es compleja e imprecisa. El diagnóstico diferencial incluye falla cardiaca aguda (ADHF), neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), embolia pulmonar, asma, entre otras.El abordaje clínico, determinación de biomarcadores séricos y la radiografía de tórax están asociados a diagnósticos imprecisos en 44% de los pacientes.La integración del ultrasonido pulmonar (USG-P) al abordaje puede ayudar en el diagnóstico de ADHFPoblación (n= 518)Criterios de inclusión: Pacientes ≥ 18 años, que se presentaron al departamento de urgencias con disnea aguda o empeoramiento de disnea crónica en las últimas 48 horas.Criterios de exclusión: Pacientes con ventilación mecánica invasiva o no, y disnea en el contexto de trauma.Los médicos que realizaron los USG-P, tenían certificación por la Sociedad Italiana de Medicina de Urgencias y habían realizado cuando menos 40 USG-P previamente.La edad media de los pacientes fue 81 años, 53% del sexo masculino. Entre los antecedentes médicos el 47% es fumador, 40% tiene EPOC, 71% Hipertensión arterial sistémica, 38% falla cardiaca crónica, 30% diabetes y 33% enfermedad renal crónica. El 57% de los pacientes usó diuréticos previamente. IntervenciónEl estudio fue un ensayo clínico asignado al azar.Maniobra: USG-P en el departamento de urgencias en pacientes con disnea aguda Asignación al azar 1 a 1.Fase de valoración clínica (antecedentes médicos, examen físico y ECG) para decidir si la disnea estaba asociada a ADHF.Asignación al azar 1 a 1 al grupo de Rx de tórax/BNP o al grupo de USG-P. Con los resultados, se estableció un nuevo diagnóstico (ADHF o no ADHF).Al egreso, dos médicos certificados establecían un diagnóstico final. En caso de discrepancia un tercer médico, establecía el diagnóstico final (ADHF o no ADHF). Objetivo: Estimar la precisión y utilidad de la inclusión del ultrasonido pulmonar en la evaluación clínica de pacientes con disnea aguda en un departamento de urgencias. Análisis estadísticoDeterminar la sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo (VPP), valor predictivo negativo (VPN), área bajo la curva (AUC), índice de reclasificación, y tiempo hasta el diagnóstico definitivo. Resultados Reclutamiento de enero 2014 a marzo 2015.El 43% de los pacientes tuvieron diagnóstico final de ADHF. La mortalidad hospitalaria fue 7.9%.No hubo diferencia en sensibilidad ni especificidad con el uso de Rx/BNP en comparación con la evaluación clínica. Sí la hubo, al momento de incluir el USG-P.El AUC del grupo de USG-P fue 94.5% vs 87.2% del grupo Rx/BNP (p<0.05)En el grupo de Rx/BNP se reportó sensibilidad de 81%, especificidad 88.7%, VPP 82.7%, VPN 89.6%, razón de verosimilitud positivo 8, negativo 0.17.En el grupo de USG-P se reportó sensibilidad de 84.4%, especificidad 90.3%, VPP 89.6%, VPN 85%, razón de verosimilitud positivo 20.9, negativo 0.07El uso de USG-P redujo los errores diagnóstico en 8 de cada 100 pacientes.El tiempo promedio necesario hasta el diagnóstico fue 104.5 minutos en el grupo de Rx/BNP y 5 minutos en el grupo de USG-P (p<0.01). InterpretaciónLa inclusión del USG-P a la evaluación clínica de pacientes con disnea aguda en un departamento de urgencias, mejoró la precisión diagnóstica de ADHF en comparación con el abordaje tradicional de Rx/BNP. El USG-P reclasificó correctamente al 8% de los pacientes. Además, el diagnóstico se realizó 20 veces más rápido con el USG-P. A pesar de que el USG-P es una herramienta diagnóstica dependiente del operador, se ha demostrado una curva de aprendizaje corta. La impementación de protocolos similares, traerá beneficios en el diagnóstico oportuno de pacientes con ADHF.     Figura A. Diagrama CONSORT de los participantes del estudio.  Figura B. Curva ROC del grupo Rx/BNP (línea sólida) y USG-P (línea discontinua).   Ultraresumen por: Dr. Luis Augusto Baeza Herrera–Residente de 2do año de cardiología
    1307 Posted by smcardiologia
  • Problema La identificación de la etiología de la disnea aguda es compleja e imprecisa. El diagnóstico diferencial incluye falla cardiaca aguda (ADHF), neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), embolia pulmonar, asma, entre otras.El abordaje clínico, determinación de biomarcadores séricos y la radiografía de tórax están asociados a diagnósticos imprecisos en 44% de los pacientes.La integración del ultrasonido pulmonar (USG-P) al abordaje puede ayudar en el diagnóstico de ADHFPoblación (n= 518)Criterios de inclusión: Pacientes ≥ 18 años, que se presentaron al departamento de urgencias con disnea aguda o empeoramiento de disnea crónica en las últimas 48 horas.Criterios de exclusión: Pacientes con ventilación mecánica invasiva o no, y disnea en el contexto de trauma.Los médicos que realizaron los USG-P, tenían certificación por la Sociedad Italiana de Medicina de Urgencias y habían realizado cuando menos 40 USG-P previamente.La edad media de los pacientes fue 81 años, 53% del sexo masculino. Entre los antecedentes médicos el 47% es fumador, 40% tiene EPOC, 71% Hipertensión arterial sistémica, 38% falla cardiaca crónica, 30% diabetes y 33% enfermedad renal crónica. El 57% de los pacientes usó diuréticos previamente. IntervenciónEl estudio fue un ensayo clínico asignado al azar.Maniobra: USG-P en el departamento de urgencias en pacientes con disnea aguda Asignación al azar 1 a 1.Fase de valoración clínica (antecedentes médicos, examen físico y ECG) para decidir si la disnea estaba asociada a ADHF.Asignación al azar 1 a 1 al grupo de Rx de tórax/BNP o al grupo de USG-P. Con los resultados, se estableció un nuevo diagnóstico (ADHF o no ADHF).Al egreso, dos médicos certificados establecían un diagnóstico final. En caso de discrepancia un tercer médico, establecía el diagnóstico final (ADHF o no ADHF). Objetivo: Estimar la precisión y utilidad de la inclusión del ultrasonido pulmonar en la evaluación clínica de pacientes con disnea aguda en un departamento de urgencias. Análisis estadísticoDeterminar la sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo (VPP), valor predictivo negativo (VPN), área bajo la curva (AUC), índice de reclasificación, y tiempo hasta el diagnóstico definitivo. Resultados Reclutamiento de enero 2014 a marzo 2015.El 43% de los pacientes tuvieron diagnóstico final de ADHF. La mortalidad hospitalaria fue 7.9%.No hubo diferencia en sensibilidad ni especificidad con el uso de Rx/BNP en comparación con la evaluación clínica. Sí la hubo, al momento de incluir el USG-P.El AUC del grupo de USG-P fue 94.5% vs 87.2% del grupo Rx/BNP (p<0.05)En el grupo de Rx/BNP se reportó sensibilidad de 81%, especificidad 88.7%, VPP 82.7%, VPN 89.6%, razón de verosimilitud positivo 8, negativo 0.17.En el grupo de USG-P se reportó sensibilidad de 84.4%, especificidad 90.3%, VPP 89.6%, VPN 85%, razón de verosimilitud positivo 20.9, negativo 0.07El uso de USG-P redujo los errores diagnóstico en 8 de cada 100 pacientes.El tiempo promedio necesario hasta el diagnóstico fue 104.5 minutos en el grupo de Rx/BNP y 5 minutos en el grupo de USG-P (p<0.01). InterpretaciónLa inclusión del USG-P a la evaluación clínica de pacientes con disnea aguda en un departamento de urgencias, mejoró la precisión diagnóstica de ADHF en comparación con el abordaje tradicional de Rx/BNP. El USG-P reclasificó correctamente al 8% de los pacientes. Además, el diagnóstico se realizó 20 veces más rápido con el USG-P. A pesar de que el USG-P es una herramienta diagnóstica dependiente del operador, se ha demostrado una curva de aprendizaje corta. La impementación de protocolos similares, traerá beneficios en el diagnóstico oportuno de pacientes con ADHF.     Figura A. Diagrama CONSORT de los participantes del estudio.  Figura B. Curva ROC del grupo Rx/BNP (línea sólida) y USG-P (línea discontinua).   Ultraresumen por: Dr. Luis Augusto Baeza Herrera–Residente de 2do año de cardiología
    Sep 26, 2019 1307